Comodidad y Confianza Puerta a Puerta

Transporte de vinos por vía marítima

Transporte de vinos por vía marítima

La industria vinícola es una de las más grandes en Europa en el ramo alimenticio, de allí que sus mecanismos de transporte sean tan importantes. Hablando del aérea de producción de vinos, podemos decir que por el simple hecho de que en el tiempo que se tarde un cargamento en llegar, desde las fábricas, plantas de producción, hasta los almacenes de distribución o quizá, directamente a los establecimientos donde se expenden, puede variar muchos factores, la calidad del producto como la fermentación, la descomposición, cambios de temperatura, grado de maceración, concentración o hasta el nivel de alcohol que estos pueden tener, precisamente por ese tiempo que se tarde y las condiciones, aunque sean almacenados de manera segura, en tanques, embotellados, en barriles y otros. Pero cuando es un viaje largo, por ejemplo, de un continente a otro, la forma más común de transportarlo es por vía marítima. Para ello se usan buques cisternas.

¿Qué es un buque cisterna?

El transporte del vino a granel (al mayor sin envasar) se realiza en barcos acondicionados para tal fin, estos se les llama buques cisternas, son naves que tienen en su estructura un espacio de almacenaje especialmente diseñado para el transporte de líquidos alimentarios, por mar. Cada una de estas embarcaciones cuenta con las debidas medidas de salubridad, seguridad y se le realizan las inspecciones de rigor constantemente para determinar la confiablidad de la carga que puede variar entre los 15000 Hl (1.5 millones de litros) y los 4.5 millones de litros (45000 Hl).

Ventajas del transporte marítimo de vinos

Es más económico que el transporte aéreo y se requieren menos formalidades para fletar, además, mientras mayor volumen se compre, menos costo y además la nave puede parar, cargar y descargar en cualquier puerto sin que sea problema el volumen o el peso de la carga, ya que son medidas estandarizadas para este fin.

El departamento de control de calidad tanto de la empresa que utiliza el buque cisterna, como la tripulación misma, acompañados de personal de los organismos oficiales, llevan a cabo en una tarea conjunta, la limpieza en profundidad de los depósitos del buque cisterna, esto con el fin de evitar los residuos de cargas anteriores que contaminen los vinos, proliferación de bacterias y otros microorganismos que causen problemas de higiene, salud a los vinos y se pierda la carga o, peor aún, que se causen daños a las personas. A lo cual se le suma una protección de ácido sulfúrico libre.

TU BARRANQUILLA | Agencia Creativa de Diseño Web para Pymes


Deje un comentario