Comodidad y Confianza Puerta a Puerta

Transporte de cargas peligrosas en el mar

Transporte de cargas peligrosas en el mar

El transporte marítimo de mercancías peligrosas es realizado en contenedores por el mar en barcos especializados en el manejo de estas mercancías.

Transporte marítimo de cargas peligrosas

Se definen como cargas peligrosas a todo objeto, o sustancia que pueda constituir un riesgo para la salud, seguridad, los bienes o el medio ambiente y, que figure en las listas de mercancías peligrosas en las instrucciones técnicas, según los entes gubernamentales por los que son regidos. Por lo que, se tiene que tener sumamente cuidado a la hora de transportar distintos tipos de materiales considerados peligrosos y tomar en cuenta el tipo de dispositivo respectivo al material a transportar y los cuidados necesarios para que este no cause daños en personas y/ambientes naturales.

El transporte de mercancías peligrosas por vía marítima está regulado por el código IMDG (International Maritime Dangerous Goods). En dicho código se estipula el tipo de estiba, incompatibilidades, segregaciones, etc.

Los contenedores con mercancía peligrosa deben de llevar etiquetas en los 4 costados, en la que se indica el número y la clase de carga. A través del número UN podemos identificar el tipo de mercancía y sus características.

Para ciertas mercancías la legislación es más estricta

Para ciertas mercancías, como explosivos de clase 1 y 2, por ejemplo, la legislación es más estricta y entre otros requisitos se obliga a que el contenedor embarque directamente desde el camión a buque al finalizar las operaciones portuarias, permaneciendo el menor tiempo posible en puerto. Este tipo de mercancías se debe de estibar a bordo del buque en la parte de proa, es decir, lo más alejado posible de la habilitación de la tripulación.

Algunas navieras, que en general han tenido malas experiencias, rechazan el transporte de determinadas mercancías peligrosas. Resulta significativo que a pesar de que cada año se pierden varios buques y sus mercancías (la mayoría porta-contenedores), como consecuencia de algún incendio originado por un contenedor con mercancía IMO, no se efectúen controles más rigurosos por parte de las compañías aseguradoras, armadores o fletadores de buques con respecto a dicho transporte.

 

No resulta sencillo efectuar el control de un contenedor con mercancías peligrosas y nocivas una vez lleno, y tampoco resulta factible inspeccionar todos los contenedores con mercancía IMO por el coste que supone para quien deba de pagar dichos controles, pero los riesgos que asumen actualmente las navieras son en mi opinión muy elevados y alguna solución habrá que buscar en el futuro, para intentar evitar los incendios a bordo de los buques producidos como consecuencia del transporte de mercancías peligrosas.

TU BARRANQUILLA | Agencia Creativa de Diseño Web para Pymes


Deje un comentario