Comodidad y Confianza Puerta a Puerta

Transporte aéreo de animales salvajes

Transporte aéreo de animales salvajes

Los zoológicos en su mayoría tienen que enfrentarse al transporte de animales salvajes. Indiscutiblemente, la gran mayoría de los animales salvajes que se ven en los zoológicos, fueron transportados desde sus hábitats naturales hasta la instalación. De tal manera, que se tienen que seguir una serie de medidas para que este traslado resulte satisfactorio. Existe una gran cantidad de posibilidades diferentes al transporte en avión de animales salvajes, como es el caso de: transporte marítimo de animales salvajes y transporte terrestre. El transporte terrestre, se realiza para recorrer distancias cortas, a diferencia del transporte aéreo y marítimo.

Los animales salvajes y los aviones

Para transportar animales salvajes vía aérea, es necesario:

  • Jaulas o compartimientos anti-golpes adecuados para cada especie de animal. El tamaño de las jaulas va a depender del tamaño y peso del animal. Por ejemplo, en el caso de osos o tigres, las jaulas deben ser lo suficientemente grandes para velar por la comodidad de los animales.

  • La tripulación del avión: Básicamente, solo es necesaria la presencia de veterinarios y cuidadores de los animales. Además de los pilotos dispuestos para este traslado.

  • Permiso de transporte: Si se trata de un animal salvaje, la fauna se está jugando en este caso. De manera tal, que dependiendo del país o lugar a donde se transporta el animal, es necesario tener presente la tramitación de una serie de permisos de viaje.

¿Cómo meter un animal salvaje en un avión?

Debido a la agresividad instintiva que poseen los animales salvajes, es necesaria la utilización de algunos tranquilizantes para poder transportarlos hacia otro lugar. Básicamente, estos dardos tranquilizantes tienen un efecto pasajero y no afectan su sistema. Por otro lado, si se usa una dosis exagerada, la vida del animal puede correr peligro. Posterior al adormecimiento del animal, se procede a introducirlo en una jaula de mayor tamaño que su cuerpo entero. Esto le proporcionará al animal en el momento de la llegada, una comodidad para que pueda caminar un poco. Los viajes muy largos, agobian a los animales porque, a pesar de tener orificios que permitan el tránsito de aire, es difícil que logren acostumbrarse a estar encerrados. De tal manera que, para hacer más amena la estancia del animal durante el viaje, se propone incluir en el lugar en donde se encuentra una gran cantidad de suministros, como es el caso de: suficiente agua potable y comida. Además de estar custodiados por expertos.

TU BARRANQUILLA | Agencia Creativa de Diseño Web para Pymes


Deje un comentario