Comodidad y Confianza Puerta a Puerta

Importancia del rotulado de los envíos peligrosos

Importancia del rotulado de los envíos peligrosos

Es del amplio dominio público aquella frase que dice “una palabra vale más que mil palabras”. Esta idea es cada vez más valedera en nuestra sociedad, que ahora se comunica a través de emoticonos e imágenes. El lenguaje de la imagen es preciso, corto y específico, dejando las dudas de lado.

Por ello, el rotulado de envíos se realiza a través de etiquetas con imágenes y numeraciones que indican el grado de peligrosidad del contenido que se transporta en esa encomienda.

La regulación del rotulado de paquetes con contenidos peligrosos

Cuando se transportan sustancias peligrosas en el ejercicio del comercio, debe cumplirse tanto con una documentación como con una serie de etiquetados que conforman el protocolo de traslado del material. Para ello, se debe seguir el reglamento 49 CFR o IATA que establece la documentación que se debe presentar así como el procedimiento de embalaje estandarizado aprobado por el mismo ente.

Las etiquetas pueden fijarse sobre los paquetes o ir directamente impresos en estos embalajes, cuyo material de aislamiento puede ser la madera, el plástico o el cartón según sea el caso. Si se debe recurrir a un tipo de aislamiento como los metales tratados o recubiertos, el envío pasa a ser de otra índole para la cual, se requiere otro tipo de permisos.

Estas etiquetas deben cumplir con todas las especificaciones de tamaño, diseño y color, descritas en §§172.411 hasta 172.448 en 49 CFR o la Sección 7.2.2.2 de IATA. Las empresas de envío siguen rigurosamente la norma, por lo que le recomendarán leer la normativa o encargarse ellos mismos, por un costo adicional, del rotulado del paquete.

En el caso del uso de la etiqueta de peligro, esta no puede ser colocada en las esquinas ni debe tener ningún tipo de dobleces. Debe quedar totalmente visible en el centro del empaque.

Regulaciones en los traslados aéreos, terrestres y por vía marítima

En el caso de los traslados aéreos y terrestres se deben seguir una serie de normas un tanto más sencillas, que tienen sus excepciones. Por ejemplo, no pueden enviarse venenos a través de estas vías de manera particular, sino por empresas que tengan una certificación especial para la que deben presentar una serie de recaudos.

En el caso de los envíos por vía marítima, se requiere de documentación que avale la compra del material peligroso, así como hacerse cargo de las consecuencias que puede acarrear un accidente al trasladar estas sustancias. Generalmente, los encargos grandes de sustancias tóxicas, son movilizados por las mismas empresas que los fabrican.

TU BARRANQUILLA | Agencia Creativa de Diseño Web para Pymes


Deje un comentario