Comodidad y Confianza Puerta a Puerta

¿De qué sirve un contenedor en un envío?

¿De qué sirve un contenedor en un envío?

Cuando realizamos un envío suponemos que todas nuestras encomiendas van en su propia caja con su espacio. Pero si no es una gran cantidad de elementos en masa, son enviados en contenedores o “containers”. Estos recipientes son perfectos elementos de carga para el transporte aéreo, marítimo o terrestre. El espacio está diseñado para que sea de fácil manipulación por parte de los grandes medios de entrega. Por ende, el contenedor de grandes dimensiones es utilizado para transportar objetos voluminosos o pesados. Ya por eso, los distintos envíos que agrupan una cantidad de elementos son designados a estos espacios regulados.

Los contenedores

El contenedor ha sido diseñado especialmente para el transporte de bienes, esto debido a las diferentes posibilidades de carga que en él existen. Además, para los barcos son los contenedores perfectos para su navegación puesto a la practicidad de su diseño, su impermeabilidad y su protección ante daños.

Los contenedores están fabricados de distintos materiales siendo el acero el principal elemento. En el interior llevan un recubrimiento especial anti-humedad, para evitar las temperaturas durante el viaje. Además, todos los contenedores llevan una identificación alfanumérica para hacer seguimientos y evitar su pérdida. Los containers tienden a ser compatibles con las medidas de los barcos o camiones que los transportan.

Beneficios

Y entre los beneficios que poseen los contenedores está la seguridad, por el tipo de material del que están construidos; lo económico, la adaptabilidad a cualquier medio de transporte y ser variable para cada tipo de producto. Otra característica de los contenedores es la presencia, en cada una de sus esquinas, de alojamientos para los twistlocks, que les permiten ser enganchados por grúas especiales, así como su ajuste tanto en barcos como en camiones.

El contenedor puede variar en cuanto a sus dimensiones y la forma, dependiendo del uso al que esté destinado. Manteniéndose, por supuesto, dentro del estándar indicado en la norma ISO-668:2, creada específicamente para regular lo concerniente a la manipulación de las embarcaciones de carga.

Lo maravilloso de estos contenedores es que son predilectos para cualquier clase de envío por cualquier medio de transporte es su embalaje de gran dimensión que es utilizado para transportar objetos voluminosos o pesados: motores, maquinaria, pequeños vehículos, etc. Por lo tanto, puede llevar cargas de varias toneladas sin que se rompa, fracture o lesione los productos internos. Normalmente, los contenedores pueden llevar desde 29 toneladas hasta unas 32 toneladas según su diseño, destino, productos que envía y navío (o medio de transporte).

TU BARRANQUILLA | Agencia Creativa de Diseño Web para Pymes


Deje un comentario